Connect with us

Análisis y artículos

¿Por qué mi tele de “chopocientos” nits no muestra todo su potencial?

No te dejes CEGAR por los nits de las teles expuestas en los centros comerciales, y descubre las claves más importantes de tu nueva tele con “miles” de NITS

Publicado

el

Es bastante habitual, y más ahora con “la guerra de los nits“, comprar una tele que tenga “cuantos más nits mejor, porque me han dicho que eso es bueno”.

En realidad, se parte de un concepto erróneo, y es que quien manda es el contenido, no el televisor, sobre todo en el mundo del HDR, donde la luz Oled o luz trasera está siempre al máximo, ofreciendo la máxima luminancia del panel independientemente del contenido.

Es éste el que modula la cantidad de luminosidad que vamos a ver, y no por tener un televisor de 3000 nits va a tener “mejor imagen”. Tendrá la que el autor de la obra quiera. Pueden ser 300 nits, o 1000 nits.

Una mala práctica es querer ver la imagen de la tele en un entorno muy luminoso. No son pocas las personas que quieren ver “perfectamente” la imagen en un salón exageradamente iluminado. Esto, sencillamente es imposible porque las imágenes más oscuras se van a ver prácticamente sin detalle alguno, por mucho que se suba la luminosidad de la tele, o que ésta tenga 10.000 nits.

Otro argumento que normalmente se suele decir es que al tener un televisor que cubra los nits de los masterizados se va a ver “como se diseñó”. Aunque es cierto en parte, los algoritmos de Tone Mapping de los televisores precisamente ayudan a que un televisor que no llegue a esos límites, puedan mostrar todo su potencial sin destrozar la imagen.

No en vano, adaptaciones Tone Mapping se realizan constantemente y de forma transparente a nosotros, con lo que nuestro consejo es que no os emparanolléis demasiado con según qué informaciones. 

Otra de las dudas con el HDR surge con el formato Dolby Vision, sobre si se ve “mejor” que el HDR. La respuesta es que apenas hay diferencia, más allá de algún plano concreto que se optimice mejor en Dolby Vision, al ser un formato dinámico.

Las ventajas parten del hecho de poder contener todo en un mismo archivo, la versión en SDR, la versión en HDR10 y los metadatos que permiten sacarle un jugo extra a Dolby Vision.

Además, la comunicación entre televisor y engine hace que se tenga que prescindir de un pre-ajuste en el caso de las consolas como la Xbox, donde simplemente se lanza el juego y listo. 

Publicidad

Así que si quieres disfrutar de tu nueva tele con HDR, olvídate de ajustes locos, adapta el entorno para que sea más oscuro y sobre todo no te rayes, simplemente disfruta y ya está.

(Visited 28 times, 1 visits today)
Seguir leyendo
Publicidad