Connect with us

Guías y tutoriales

Tamaños de pantalla/imagen en proyección digital

Publicado

el

En este tutorial vamos a ver las diferentes opciones que tenemos a la hora de preparar material para ser visionado en salas de cine, y no cometer errores que podrían dar al traste con la experiencia en la sala.

Una de las dudas que más nos plantean diversos clientes es la relación de aspecto de las imágenes que serán proyectadas en la pantalla. Aunque tenemos en esencia dos formatos tanto de imagen como de proyección, existen variantes que podrían dificultarnos un poco las cosas. Aquí trataremos de dar un poco “luz” en este aspecto. En realidad son conceptos sencillos, pero que se complican cuando no sabemos cómo implementarlos.

Aclarar que aquí se habla de proyección DIGITAL (DCP), por lo que la proyección en 35mm no tiene cabida en este artículo, aunque comparta las mismas bases

FORMATOS DE IMAGEN/PANTALLA

En esencia tenemos DOS relaciones de aspecto (aspect ratio) tanto en proyección como en las imágenes generadas, que son FLAT y SCOPE.

FLAT se denomina también 1:85:1 / 16:9 o “panorámico”, y tiene un tamaño de imagen de 1998×1080 con pixel aspect ratio 1.0:

SCOPE se denomina también 2:39:1 o “cinemascope” y tiene un tamaño de imagen de 2048×858 con pixel aspect ratio 1.0:

Como se puede observar, las diferencias entre los dos formatos es que Scope es bastante más ancho (o más estrecho).

Por otro lado, los cines suelen montar dos tipos de pantallas en las salas, que suelen corresponder con estas dos medidas. La lógica nos dice que si proyectamos una imagen FLAT sobre una pantalla FLAT, el resultado de la misma ocupará TODA la pantalla, así como sucede con el formato SCOPE.

Pero sucede que no siempre estos formatos se respetan, pues se suelen mezclar los dos formatos sobre los dos tamaños de pantalla. Así, tendríamos los formatos “letterboxed” o “encajados” en los formatos.

Publicidad

Así, al proyectar una imagen FLAT (16:9) sobre una pantalla SCOPE (2:39), el resultado es el siguiente:

Y cuando lo hacemos al revés (imagen SCOPE en pantalla FLAT), lo siguiente:

De los dos formatos, el que mayor “impacto” tiene es el primero, pues se pierde el efecto “inmersivo” sobre todo en las butacas situadas en los laterales. En cualquier caso, este tipo de formatos “letterboxed” son creados por el proyector, que encaja las imágenes mediante una serie de “macros” asociada a cada formato.

Insistir que en las imágenes que vemos en estas dos “simulaciones” el color negro sería la PANTALLA. El formato original de las dos imágenes es el visto arriba del todo.

Sin embargo, existe un tercer formato que es el peor de todos, que consiste en crear una imagen FLAT con bandas negras SCOPE y proyectarlo sobre una pantalla SCOPE. El resultado en la pantalla de cine es este:

El resultado es un DESASTRE, porque el tamaño de proyección disminuye considerablemente. Esto suele ser común verlo en proyecciones donde se combinan los dos formatos y que por no pasar de uno a otro formato (pueden llegar a pasar 20 segundos sin que se proyecte imagen alguna), se decide codificar el DCP directamente con las bandas incrustadas. Es decir, tal y como se hacen con los Bluray o DVD, que llevan incorporadas esas bandas porque sólo existe un único formato, 16:9 (panorámico) aunque existan diferentes resoluciones (el aspect ratio es el mismo en todos).

Así, a la hora de preparar las imágenes para ser proyectadas en cine, éstas NUNCA deben tener bandas negras, ni laterales ni arriba/abajo. La imagen va siempre “a sangre” en las dos resoluciones mencionadas arriba del todo.

Personalmente, siempre es preferible el formato Scope, pues en pantallas Scope se podrá ver en toda su dimensión, y en pantallas Flat ocupará todo el ancho posible de forma horizontal, aprovechando al menos el ancho.

Espero que es que pequeño tutorial de una idea de los dos formatos existentes y sus combinaciones positivas y negativas…

(Visited 14.937 times, 1 visits today)
Publicidad
Seguir leyendo
Publicidad