Connect with us

Guías y tutoriales

Mejora la eficiencia energética de tu Ampli (AVR)

Con este par de trucos podrás optimizar tu ampli para que consuma menos y genere menos calor, y sin que se note en el sonido.

Publicado

el

Sin duda alguna, en nuestro sistema de sonido de cine en casa, el ampli es el dispositivo posiblemente más “tragón” y más “caliente”. Sobre todo en marcas como Denon, que son conocidas por ser “un horno”, pero también en general.

Esto obviamente tiene un motivo, la disipación de calor viene por la potencia a ejercer sobre los altavoces, a más altavoces y más volumen, más potencia demandarán y nuestro ampli tendrá que esforzarse más.

Sin embargo, hay dos acciones que podemos realizar, que no siempre son conocidas o son mal entendidas, y que nos ayudarán a que nuestro ampli consuma menos (lo justo) y disipe menos calor. Lo cual, si lo tenemos encajonado (como es en mi caso en uno de ellos), pues siempre vendrá bien.

Y lo más importante, estas acciones NO provocarán que el audio se vea mermado, es decir “todo seguirá sonando como antes”.

Importante: Esta guía está escrita usando como base un ampli Denon/Marantz, pero los trucos son fácilmente exportables a cualquier ampli.

¿

Lo vemos?. ¡Vamos a ello!

VIDEOTUTORIAL

En base a este tutorial escrito, he hecho un videotutorial que sigue los mismos pasos, aquí lo tenéis:

Truco uno: Usa el modo ECO

¿Ves ese botón de tu ampli con la hojita verde?. Si, este:

(puede que tu ampli NO tenga un botón dedicado, en ese caso, mira en el menú OSD del AVR)

Al usar el modo ECO, lo primero que hace el ampli es dejar de usar etapas que no necesita, debajo de determinado umbral, o si se usa en una fuente que no sea multicanal, o etc.

Publicidad

Esto, inmediatamente hará que el consumo sea menor, y por extensión, el calor generado sea menor. Obvio, ¿verdad?

Pero, ¿qué sucede si le “meto caña“?. Pues muy sencillo, si se supera cierto volumen (50 en escala 0-98 en un Denon/Marantz), oiras un “clic” característico de un relé interno. ¡Que no haya pánico, es normal!. Eso es porque el ampli está añadiendo más etapas de potencia para adecuarse a la demanda de volumen.

También es probable que oigas más “clics” cuando conmutas a una fuente Stereo o similar, aún usando cualquiera de los Upmixers.

Probablemente tu primera intención con este botón es NO usarlo, porque se tiende a pensar que al hacerlo, el sonido será peor. Y sin embargo en realidad no es así. En cualquier caso, no pierdes nada en probarlo, ¿no?.

En cualquier caso, es muy sencillo…actívalo y úsalo durante varios días. Si no notas nada raro, una merma evidente del sonido, etc…déjalo activado. En caso contrario, desactívalo.

Como todo, depende en gran medida de los altavoces, la cantidad, sus características, el volumen al que pones el sonido…no hay una respuesta correcta. En la mayoría de casos el modo ECO servirá de ayuda, en algunos pocos puede que no.

Tan solo, prueba a activarlo. No pierdes nada y consumirá menos y generará menos calor. Si no te convence, lo desactivas 🙂

Truco dos: Baja los Ohmios al mínimo

Este truco es menos conocido y además al menos en los amplis Denon/Maranz, solo es accesible mediante una combinación de teclas, que detallo a continuación:

Manten pulsados al mismo tiempo ZONE2 SOURCE y STATUS en la unidad principal durante al menos 3 segundos:
 

V.Format:< NTSC> o <PAL>” aparece en la pantalla.

Pulsar DIMMER en la unidad principal tres veces:
 

Sp.Imp.:<8ohms>” aparece en la pantalla.

Pulsa TUNER PRESET CH + o TUNER PRESET CH – en la unidad principal para seleccionar la impedancia y bajar a 4 ohm.
 
Otros amplis como Yamaha, tienen un menú OSD disponible directamente:
 
 
O mediante una combinación de teclas igualmente:
 
 
En Onkyo, también tenemos una parte del OSD donde se puede ajustar:
 
 
Por lo general, todos los AVR permiten cambiar la impedancia. Y por lo general, ésta suele estar en 6 u 8 ohm. Si te deja bajar a 4 ohm, será lo ideal.
 
El motivo de bajar los ohm tiene que ver con la entrega de potencia. Cuando configures los ohm a 4, verás que posiblemente el ampli genere menos calor. DEPENDE del modelo, de los altavoces, etc, pero generalmente la intensidad de calor bajará. Y por supuesto, el consumo de Watts.
 
Y lo bueno, es que los altavoces seguirán sonando como siempre, a la misma presión sonora usando el mismo volumen que antes.
 
Por supuesto, como siempre, si pones un volumen muy alto, el ampli demandará más consumo. Pero a niveles normales, notarás el ampli más fresco y demandará menos potencia.

Conclusión

Con estos dos trucos se busca consumir menos y generar menos calor pero SIN que afecte a la calidad y potencia del sonido. ¿Lo bueno?. Puedes revertir la situación en cualquier momento. O usar solo uno de los dos trucos, o los dos. ¡O ninguno!.

Al final, esto es experimentar y cada ampli, salón, altavoces…es diferente y no tiene porqué comportarse igual.

Publicidad
(Visited 138 times, 1 visits today)